jueves, 18 de junio de 2015

Posicionamiento

Por Rodolfo Flores (*)

Definición de Posicionamiento: 
Es la acción de diseñar la oferta y la imagen de una empresa/marca, de modo tal que esta ocupen un lugar distintivo en la mente de los consumidores, el objetivo es ubicar la marca en la mente del gran público para maximizar las utilidades potenciales de la empresa.

Características: 
Debe identificar, diseñar y comunicar una ventaja diferencial que hace que los productos y servicios de una empresa se perciban como imagen distintiva con respecto a los de los competidores en la mente de los clientes objetivos

Hipótesis:
Una estrategia de posicionamiento busca como objetivo que existan de diferencias y similitudes entre marcas

Desarrollo:
Para decidir sobre una estrategia de posicionamiento es necesario definir un marco de referencia mediante la identificación del mercado meta y de la competencia, así como las asociaciones ideales sobre las diferencias y similitudes entre marcas.
Una vez definido el marco de referencia es necesario definir también la estrategia de posicionamiento, y las asociaciones de diferencia y similitudes apropiadas.
Las diferencias son atributos o ventajas que los consumidores vinculan estrechamente con una marca, valoran positivamente y creen que no las podrán encontrar en las marcas de la competencia.
Las similitudes son asociaciones no necesariamente exclusivas de la marca, de hecho se comparten con otras marcas. Para conseguir una similitud en un atributo concreto, un número suficiente de consumidores debe creer que la marca es suficientemente buena en ese aspecto, existe una zona o radio de tolerancia o aceptación con las similitudes.
“Una cerveza ligth nunca tendrá un sabor idéntico al de una cerveza normal, pero tendrá que ofrecer un sabor lo suficientemente parecido para poder competir eficazmente con ellas”
Los factores de similitud están motivados por la necesidad de pertenencia a una categoría y de invalidar los factores de diferenciación de la competencia, estos giran en torno a tres criterios claves: Relevancia-Exclusividad-Credibilidad

Conclusión:
Los factores de diferenciación son asociaciones exclusivas de una marca que están firmemente ancladas en la mente de los consumidores. Los factores de similitud son asociaciones que no son exclusivas de una marca, sino que probablemente se compartan con otras marcas.
Las asociaciones de similitud entre competidores son las asociaciones destinadas a invalidar los factores de diferenciación entre competidores.

(*) Rodolfo Flores es alumno de la Universidad Argentina J. F. Kennedy de la Carrera Comercialización. Asignatura Marketing Internacional. 1º Cuatrimestre, 2015. Profesor Norberto Álvarez Debans

Bibliografía:
Dirección de Marketing Duodécima edición, Philip Kotler y Kevin Lane Keller (2006)
El posicionamiento y la diferenciación según Ries y Trout (1986)


jueves, 28 de mayo de 2015

El concepto de Marketing vs el consumismo.

Incidencia del Marketing en el consumo.

Por Fernando Ciotti (*)

Hipótesis: 
El Marketing, como disciplina social, organiza eficientemente la distribución de flujos físicos y de comunicación e incide en las decisiones de consumo, aunque no provoca el fenómeno conocido como “consumismo”.

Desarrollo:
No podemos abordar el tema sin primero dejar de definir los conceptos a tratar. Según la Real Academia Española:

Marketing: Conjunto de principios y prácticas que estudian el mercado y la demanda en busca aumentar el comercio.

Consumismo: Tendencia inmoderada a adquirir, gastar o consumir bienes, no siempre necesarios.

El desarrollo de este pensamiento entiende al Marketing como una disciplina temática, una práctica profesional; y entiende al consumismo como un mal social del sistema, que a veces este mismo crea. Las malas prácticas de la profesión y la “canibalización” del sistema pueden ser un punto de vista que aporte ideas bajo otro análisis.

El consumismo y el Marketing tienen conceptos similares y aquí es donde se produce, erróneamente, la relación entre ambos.
El marketing es un concepto muy amplio, abarcativo de distintas herramientas y disciplinas. De acuerdo a la rama, la finalidad principal puede ser la de comunicar eficientemente, de acuerdo a una estrategia, conceptos y características de tal manera que un producto pueda generar satisfacciones sobre necesidades que un consumidor pueda tener de acuerdo a las características del mercado y del consumidor; el Marketing analiza cómo debe ser una correcta distribución para un producto determinado; con qué herramientas hacerlos; estudiar al consumidor y entender sus necesidades, entre otras cosas. Por consecuencia, el marketing debe ser la manera de comunicar las ventajas que un producto o servicio ofrece por sobre el resto de sus competidores (finalidad comercial); cómo, dónde y de qué manera hacer más eficiente ese proceso, entendiendo el funcionamiento del mercado, sus características y sus componentes.

Equivocadamente, muchos creen que la necesidad es creada por el marketing; una visión correcta es ver una necesidad insatisfecha y buscar la forma de concretar esa satisfacción mediante un producto, pero la necesidad siempre esta. No se puede crear la necesidad de tener un auto, o de tener un celular; la necesidad es amplia y puede ser la de movilizarse, la de comunicarse, en estos casos, si se puede mostrar las ventajas: el marketing comunica por qué un auto o un celular en particular son mejores que el resto de la oferta y arma esa oferta de acuerdo a la información recogida de un análisis de mercado; la necesidad es creada por el contexto. El contexto liberal a ultranza (neoliberalismo) convierte al fenómeno del consumismo como una sensación creada por el entorno, una lamentable sensación de vacío existencial. La globalización, la producción en cadena, la comunicación masiva, la “viralización” de ésta y la amplitud o facilidad de acceso a la comunicación, acelera y profundiza (a veces de manera amenazante para el consumidor) las necesidades de las personas. El deterioro cultural/educativo del conocimiento, del trabajo y del esfuerzo ha llevado al “empobrecimiento” del hombre. Eduardo Galeano, en su texto “El Imperio del Consumo” dice: “El sistema habla en nombre de todos, a todos dirige sus imperiosas órdenes de consumo, entre todos difunde la fiebre compradora, pero ni modo; esta aventura comienza y termina en la pantalla del televisor”…“Esta civilización, confunde la cantidad con la calidad, confunde la gordura con la buena alimentación”…

Es aquí donde entra en juego otro concepto que poseen en común los dos términos bajo análisis: el de status, aunque debe analizárselo desde una perspectiva distinta, casi como una situación de causa-efecto. La canibalización del consumo nos dice que uno puede escalar socialmente si posee tal o cual producto. 

Según Galeano, en el texto ya citado, “Dime cuanto y que consumes y te diré quien eres”. Ciertamente la publicidad categoriza e invita a pensar (o incita) al consumidor que puede elevar su status social con la adquisición de tal o cual producto (un auto o un celular, para citar los productos mencionados), pero debemos analizar dos cuestiones: primero y principal, entender que el Marketing no es solo la publicidad de un producto, sería un pensamiento muy vago y falto de herramientas como el análisis del precio, la comunicación real (no sólo la publicidad “per se”) y el análisis de una distribución eficiente; y por otro lado la real necesidad de sentirse más por tener tal o cual producto habla de un empobrecimiento personal. Si las condiciones de juego cambiaran (mejora en la distribución de la riqueza, socialización de las personas, etc), el Marketing deberá adaptarse, pero nunca abandonaría su naturaleza de estudio ni podría dejaría de atender y analizar las cuestiones que destacan las cuatro “P” (conceptos fundamentales para un Plan de Marketing).

La siguiente es una frase de Juan Pablo II y la cito para encontrar una armonía entre lo expuesto y sus palabras: “No es malo el deseo de vivir mejor, pero es equívoco el estilo de vida que presume como mejor cuando está orientado a tener y no ser…Para esto es necesario esforzarse por implementar estilos de vida, a tenor de los cuales la búsqueda de la verdad, de la belleza y del bien, así como la comunión con los demás hombres para un crecimiento común sean los elementos que determinen las opciones de consumo, de los ahorros y de las inversiones…”.  

El Marketing incide en el consumo, por definición es su principal función. Se convierte en un sistema analítico con el fin de ayudar o potenciar la comercialización de productos o servicios, creando valor para que sea percibido por el consumidor. Claramente una buena interpretación y aplicación de todos los conceptos anteriormente descriptos van a persuadir la decisión del consumidor e incidirá en el todo el proceso de comercialización y ventas. Así lograr diferenciarse.



Conclusión: 
Sería erróneo castigar al Marketing, como disciplina académica, como el responsable de una cultura desmedida e irresponsable. En muchos aspectos del sistema en el que vivimos se ha perdido la moralidad y en muchos aspectos eso ha llegado a los negocios. Aún así los niveles culturales y educativos han sido socavados por el propio sistema, lo que ha llevado a las malas prácticas.

(*) Fernando Ciotti es alumno de la Universidad Argentina J. F, Kennedy de la Carrera Comercialización. Asignatura Marketing Internacional. 1ª Cuatrimestre, 2015. Prof. Norberto Alvarez Debans.
Los trabajos expuestos son publicados más allá de las notas obtenidas.

Merchandising

 Por Sabrina Gomez (*)

Hipótesis.
El merchandising infiere directamente en el comportamiento del consumidor, incrementando las ventas de productos o motivando al acto de compra.

Desarrollo.
Para comenzar definiremos el merchandising (término anglosajón compuesto por la palabra marketing, cuyo significado es mercadeo y la terminación –ing, que significa acción), como la parte de la mercadotecnia que tiene por objeto aumentar la rentabilidad en el punto de venta.
Por esto decimos que el merchandising hace referencia a todas las actividades que se desarrollan en el punto de venta, que reafirman o hacen cambiar la conducta de compra del consumidor.
Las técnicas de merchandising se pueden dividir en tres grandes grupos: visual, de seducción y de gestión, las cuales deberán trabajarse de manera conjunta para que logren un rendimiento óptimo.
Cuando hablamos de técnica visual, nos referimos a todo lo que tenga que ver con la presentación y exhibición de los productos. Es muy importante desde el packaging hasta las cenefas, los colgantes móviles, como también el diseño del establecimiento en sí, supermercados e hipermercados, el cual debe resultar cómodo y ordenado con el fin de optimizar la circulación de la clientela asegurando la rentabilidad de toda la superficie.
Frente a la técnica de seducción, encontraremos todo lo que tenga que ver con convertir el acto de compra en una actividad de ocio, creando una atmosfera especial dentro del establecimiento. Esto se puede desarrollar a través de degustaciones y demostraciones de uso del producto, colocaciones de stands, distintos espacios decorados de acuerdo al producto (dependiendo de la imagen o el prestigio que se le quiera dar), una iluminación adecuada, un hilo musical que haga referencia al momento del día (algo relajante para los momentos de vacío o algo energético para los momentos en que haya que hacer circular más rápidamente el tráfico humano), entre otras.

Por último la técnica de gestión tiene como objetivo de satisfacer al cliente y obtener la mayor rentabilidad en el punto de venta. Se lleva a cabo a través de actividades de estudio del mercado y segmentación del mismo, de gestión de espacios, de rotación y surtidos de productos y de comunicación, este último, haciendo hincapié en la publicidad, promoción y fuerza de venta.

Conclusión.
A partir de que ingresamos a un comercio estamos rodeados de cientos de estímulos por minuto los cuales, sin ser consciente de ello, intentan vendernos algo.

Por ello y reafirmando la hipótesis planteada podemos decir que las acciones de merchandising son técnicas que se encuentran dentro del marketing que desde la estrategias desarrolladas, arrojan resultados excelentes. Concretamente, se trata de conocer a nuestro cliente observando cómo actúa, que lo motiva y por donde se mueve, para poner a disposición el producto que necesita de la forma más atractiva posible.

(*) Sabrina Gomez es alumna de la Universidad Argentina J. F. Kennedy de la Carrera Comercialización. Asignatura Marketing Internacional, 1º Cuatrimestre, 2015. Prof. Norberto Alvarez Debans.
Los trabajos expuestos son publicados más allá de las notas obtenidas.

lunes, 11 de mayo de 2015

Posicionamiento


Tesina:
Por Christian Ratzenböck (*)

Hipótesis: 
La tarea de Marketing es posicionar los productos en un lugar, donde el consumidor los prefiere sobre los productos de los competidores.

Desarrollo:
El objetivo final para una compañía es crear el máximo de beneficios en el largo plazo y eso requiere muchos conocimientos que necesitan mucho investigación. Estas investigaciones dependen de información y el método óptimo para procesarlos. La información puede ser obtenida de los mercados, competidores y clientes. Cada uno tiene una mentalidad diferente y la forma de responder a sus acciones en el mercado.

La fuente básica de dicha información es el cliente y hay muchas maneras diferentes para convencer a un determinado grupo de clientes a comprar su producto, pero ¿qué estrategia es la estrategia óptima para la situación exacta de la empresa? No hay manera garantizada de encontrar la mejor manera, pero puede optimizar y mejorar su posición en el mercado para la elección de un Marketing Mix.

"Más allá de decidir cuáles son los segmentos del mercado en los que se va a dirigir,
la empresa debe decidir cuál es la propuesta de valor: cómo va a crear un valor diferenciado para los segmentos objetivo y qué posiciones quiere ocupar en dichos segmentos” (Kotler, 2008)

Un punto clave en Kotlers explicación de posicionamiento es encontrar aspectos de su producto que diferencia significativamente de los de sus competidores en el segmento del mercado. La palabra valor para el consumidor puede significar muchas cosas, por ejemplo: los precios más bajos, mejor calidad, mejor servicio, imagen de la empresa, la fiabilidad, ... Dada la naturaleza humana, el consumidor no siempre es consciente de por qué él hace sus decisiones de compra y algunos aspectos se creará en la mente inconsciente del consumidor, lo que requiere mucho más tiempo y planificación diferente a por ejemplo la política de precios. 

Kotler habla de cuatro formas de diferenciación, primera de la diferenciación de los productos, que se pueden conseguir a través de atributos como el rendimiento, el diseño, la fiabilidad, la reparabilidad. Diferenciación Servicio habla de atributos como la entrega, instalación, afecto y generalmente la forma que el cliente tiene acceso al producto o servicio. La diferenciación del personal es la forma de unir ciertos aspectos a las personas que trabajan para la compañía y en la mayoría de los casos tienen un contacto directo con el cliente. Diferenciación de la imagen es la forma de diferenciación que necesita más planificación y energía, porque para establecer una imagen necesita paciencia y recursos, pero si tiene éxito, se crea una posición única en la mente del consumidor.

Ese es el primer paso en el proceso de posicionamiento, el segundo paso es ver cómo los valores al cliente pueden ser implementado en el segmento actual del mercado y buscar la competencia a los valores a los clientes de otras empresas y sus productos. Para la ejecución también es relevante en cual industria una empresa quiere competir. En algunas industrias el margen de beneficio es tal vez tan pequeño, que para establecer un costo de comercialización complicado cuesta más que el beneficio logrado real. 

"Los consumidores posicionan los productos con o sin la ayuda de los responsables
de marketing pero estos no quieren dejar que el posicionamiento de sus productos quede determinado por el azar. Estos ejecutivos deben planificar qué posicionamiento otorgará a sus productos la mayor ventaja en los mercados objetivo elegidos, y deben diseñar un marketing mix para conseguirlo.“ 
(Kotler, 2008)

La tarea del marketing es identificar un atributo importante sobre el producto y analizar en qué posición se debe poner. El objetivo es lograr la mejor separación de los competidores en la mente de los consumidores. Para cumplir este proceso hay tres alternativas de posicionamiento (Ries, Trout, 2000): 

El primero de ellos es el fortalecimiento de la posición actual del producto en el mercado, por hacer un punto fuerte como ser el número uno en el mercado. 

El segundo es encontrar un lugar en el mercado que no esté ocupado, o que aún no existe y ocuparlo. Eso se puede lograr con la modificación del producto o los mensajes al consumidor. Por ejemplo modificar los usos del producto, o añadir funciones que ofrecen una nueva y única posición para el cliente. 

La tercera estrategia es encontrar una debilidad en un competidor y comunicar al consumidor. Una herramienta para un mejor entendimiento en el proceso de elección es visualizar la distancia psicológica entre una variedad de productos. 
Este mapeo perceptual usa dos o más dimensiones de características para posicionar los productos en un espacio bidimencional. El primer paso es definir la competencia, que se realiza a través de tomar en consideración “consumers consideration set”. Eso significa reunir información de los productos alternativas que el consumidor también ha considerado. 
Además, es necesario para encontrar la posición de los productos de la competencia, que se consigue a través de encuestas de los consumidores que  clasifican los diferentes productos para diferentes características. Para cada añadido característica la variedad de interpretaciones y las diferenciaciones aumenta. La tarea es agregar dimensiones competitivas para ver donde están  los potenciales reales de diferenciación.

Conclusión:
Para un posicionamiento exitoso, usted tiene que encontrar las soluciones adecuadas a las oportunidades dadas y crear estrategias exactamente tan complejo como necesario. La historia y el futuro del marketing siempre consistirá en tener un mejor método de presentar su producto a los consumidores que sus competidores finales, porque en un mercado globalizado los obstáculos para entrar en el mercado están disminuyendo. La variedad de lugares de una posición única de venta desaparecen.

Bilbiografia:
Kotler, Philip; Armstrong, Gary; Mascaró Sacristán, Pilar u. a. (1996): Mercadotecnia. México: Prentice-Hall Hispanoamericana.
Kotler, Philip; Armstrong, Gary; Moreno López, Yago (2008): Principios de marketing. [Madrid]: Pearson Prentice Hall.Ries, Al; Trout, Jack (2000): Positioning. New York, N.W.: McGraw-Hill.

(*) Christian Ratzenböck, es alumno de la Universidad Argentina J. F. Kennedy de la Materia Marketing Internacional de la Carrera Comercialización. Primer Cuatrimestre 2015. Prof. Norberto Alvarez Debans.

lunes, 4 de mayo de 2015

El Marketing y el Consumismo

Tesina:
Por María Laura Astiz (*)

Hipótesis:
En el inconsciente colectivo de la gran mayoría de la población, el significado de marketing se reduce simplemente a vender y a las acciones para vender, promoviendo el consumismo.

Desarrollo:
Primero, para empezar a hablar del tema, debemos definir algunos conceptos.
Hoy en día, es preciso entender el marketing no en el sentido antiguo de lograr una venta – “hablar y vender”- sino en el nuevo sentido de satisfacer las necesidades del cliente.” Por ende, podemos ampliar y definirlo como “un proceso mediante el cual las empresas crean valor para los clientes y establecen relaciones sólidas con ellos obtenido a cambio el valor de los clientes; (…) el marketing es la administración de las relaciones perdurables con los clientes”[1].
Incluso las organizaciones sin fines de lucro utilizan el marketing para darse a conocer y publicitar sus acciones y actividades ventajosamente.
En el imaginario popular a causa del marketing los productos son más caros, pero en realidad, las empresas fijan los precios basados entre otras cosas, en los costos de producción, los productos sustitutos, la competencia, la rentabilidad deseada y lo que el cliente esté dispuesto a pagar.  El marketing ayuda a posicionar en la mente del consumidor un producto, en el segmento del mercado elegido, e influye sobre la percepción a priori de la calidad y cualidades que el consumidor tiene del producto o servicio ofrecido.
Por otro lado, también se considera al marketing como una actividad con cierto grado de deshonestidad, que puede incluir publicidad engañosa, exaltación de virtudes inexistentes, intentando crear deseos[2] y necesidades[3] en las personas, para aumentar la demanda[4],  todo esto al servicio únicamente de la rentabilidad de las empresas e incentivando un consumo irresponsable frente a la sociedad y al medio ambiente.
El consumo es necesario para la vida y actividades del hombre y su subsistencia.  Además, es una fuente generadora de empleos; pero el hecho de consumir de más de lo que realmente necesitamos, ha hecho caer a una parte de la población en el  consumismo.
El consumismo puede referirse tanto a la acumulación, compra o consumo de bienes y servicios considerados no esenciales, como al sistema político y económico que promueve la adquisición competitiva de riqueza como signo de estatus y prestigio dentro de un grupo.[5]
Los motivos que llevan a la población a caer en el consumismo son varios: la publicidad, la poca o nula consciencia ecológica de tirar antes de arreglar, para reutilizar o reciclar, la obsolescencia programada de algunos productos, una baja autoestima que puede taparse consumiendo marcas, la cultura y presión social, así como el entorno social entre otros.

Conclusión:
El marketing está dirigido a los  potenciales clientes o consumidores, a aquellas personas que van a hacer el esfuerzo económico por consumir ese producto o servicio que se les está ofreciendo, pero eso no significa que el 100% de esos potenciales clientes sean consumistas o se conviertan en consumistas sólo por la acción del marketing.
 El marketing es una herramienta imprescindible para la empresa actual, para posicionarse y mantenerse. Sin embargo, el consumismo es algo más complejo y el marketing no es el único responsable que esto suceda.

(*) María Laura Astiz es alumna de la Universidad Argentina J. F. Kennedy de la carrera Comercio Internacional, 2ºC 2015, Materia: Marketing Internacional, Profesor Norberto Alvarez Debans.

Bibliografía:
-       Kotler, Philip; Armstrong, Gary; Fundamentos del marketing, 8va edición, Pearson, México, 2008
-       http://es.wikipedia.org/wiki/Consumismo



[1] Kotler, Philip; Armstrong, Gary; Fundamentos del marketing, 8va edición, Pearson, México, 2008, Pág. 5
[2] Forma que adoptan las necesidades humanas moldeadas por la cultura y la personalidad individual
[3] Estados de carencia percibida.
[4] Deseos humanos respaldados por el poder de compra.
[5] http://es.wikipedia.org/wiki/Consumismo

viernes, 24 de abril de 2015

Cronograma: Asignatura Marketing Internacional



UNIVERSIDAD ARGENTINA J. F. KENNEDY
CRONOGRAMA MARKETING INTERNACIONAL
Prof. Norberto Álvarez Debans
1C-2015 TNV Sede: Colegio Don Bosco
13 Clases
Actividades Teóricas y Prácticas
C1
10/04/2015

 Unidad I.  Introducción.
El Marketing, su papel en la economía y la ética de los negocios.
C2
17/04/2015
Unidad II. Introducción al comercio internacional.
Premisas del TP1, individual.
Formación de equipos de Trabajo Grupal: Plan de Marketing
C3
24/04/2015

Unidad III. Evaluación de los mercados. Uso de herramientas. Matrices de análisis. Matriz MART, Análisis Conceptual del Plan de Marketing.
Premisas TP Grupal: Plan de Marketing.
C4
08/05/2015
Unidad IV. Elección de estrategias de Marketing. Evaluación de los mercados. Investigación de Mercados. Plan de Marketing.
Presentación y Entrega TP1 Individual.
C5
15/05/2015
Unidad IV. Tipo de empresas, tendencias. Ventas. Precios. Logística de distribución. Benchmarketing.
Premisas Cap. 1, 2 y 3: Simulación Empresa; Objetivos, Producto y Mercado. Plan de Marketing Grupal
C6
22/05/2015  
Unidad V: Razones del Plan Estratégico de Marketing. Auge exportador, posibilidades según cultura de empresa. Monopolio, competencia. Análisis Camino crítico. Riesgos. Presupuesto. Investigaciones previas.
Presentación y entrega grupal: Cap. 1, 2 y 3 ( Objetivo-Producto-Empresa) del Plan de Marketing. 
C7
29/05/2015
Unidad V: Teórico de los diferentes capítulos a completar con análisis conceptual en su elaboración. Objetivos, Producto, Empresa, Consumidores, Mercado, Tiempo, Comunicación, Economía e Investigación. Premisas Cap. 4, 5 y 6: Simulación Empresa; Consumidores, Mercado y Tiempo.
C8
05/06/2015
Unidad V: Teórico de los diferentes capítulos a completar con análisis conceptual en su elaboración. Objetivos, Producto, Empresa, Consumidores, Mercado, Tiempo, Comunicación, Economía e Investigación.
Premisas Examen Parcial. 
C9
12/06/2015

Unidad  I a V:
Primer Examen Parcial.
C10
19/06/2015

Unidad V: Teórico de los diferentes capítulos a completar con análisis conceptual en su elaboración. Objetivos, Producto, Empresa, Consumidores, Mercado, Tiempo, Comunicación, Economía e Investigación.
 Presentación y entrega grupal Cap. 4, 5 y 6 (Consumidores-Mercado-Tiempo) del Plan de Marketing.
C11
26/06/2015
Unidad V:
Teórico de los capítulos a completar. Recuperatorio Primer Examen Parcial.
Segundo Examen Parcial
C12
03/07/2015
Unidad V:
Presentación completa y entrega grupal trabajo final: Plan de Marketing.
Los 9 Capítulos y Anexo con Investigaciones, Campaña de Comunicación y Análisis Conceptual Capítulo x Capítulo. 
C13
10/07/2015
Recuperatorios.
Firma de libretas.




jueves, 18 de septiembre de 2014

Argentina y el consumo actual



Por Laura Vanina Campi (*)

Argentina es un país donde podemos observar que el consumo sufre cambios drásticos y extremos.
Hace no más de un año, entre promociones de tarjetas, descuentos en efectivo y algunos otros enganches comerciales la clase media fundamentalmente, posicionaba a la sociedad como netamente consumista.

“En la actualidad, en un lapso inferior a un año, sale a relucir una realidad diferente; las promociones con tarjeta de crédito son cada vez menos y los descuentos en efectivos no son tan significativos. Nos encontramos en condiciones de decir, que el consumo cayó hasta un 7% en el último bimestre” (1)

Como si esto fuera poco, debemos considerar otros factores muy importantes como los precarios aumentos de los sindicatos, y nos encontramos en condiciones de llamarlo como tal porque los sueldos no aumentan proporcionalmente a los productos que están a la venta en un comercio.

Esta situación es muy propia de la clase media, pero no debemos olvidarnos de la clase baja. La cual es un eslabón muy importante en la cadena de consumo, tan solo basta con mirar los electrodomésticos que tienen, la ropa que llevan puesta, los celulares que elijen, etc.

Este escalafón de la sociedad inyecta el dinero de sus planes trabajar en el consumo, por ende el Gobierno sostiene que un aumento en los mismos generará más consumo.

¿Qué tan cierta es esta situación?
Debemos fomentar el consumo, crear facilidades para que el potencial consumidor elija entre un producto u otro, pero que realmente elija, que pueda consumar la compra.

Hoy por hoy, en la sociedad que vivimos, el individuo tiene el poder para elegir, y esto es debido a la gran competencia que se encuentra en el mercado. Dentro de un producto podemos elegir entre diversas marcas, quedándonos con marcas más caras o más económicas.
Si el consumidor tiene ese poder, tenemos que explotarlo para poder sacarle provecho. Pero a decir verdad, no queda solo en el consumo y en promocionar de manera correcta un producto.
La economía en estos días no ayuda y empuja a que los consumidores se sientan desalentados en cuanto a esta situación. Así también como aquellos individuos que prefieren tener ahorros (por supuesto en dólares) a alentar el consumo de su propio país, debido a que nuestra moneda se encuentra totalmente desvalorizada.

Por eso digo que no es un mero cambio comercial; el Argentino debe cuidar más su propia moneda haciéndola valer. Como así también el Gobierno debería desarrollar el verdadero potencial de las industrias de este país; como en algún momento de la historia lo fue. Podemos resaltar el surgimiento de la industria automotriz argentina, que tuvo su principal origen en la ciudad de Córdoba. El camino elegido tendió a superar el estancamiento de la economía, que se advertía desde fines de los ´40. Este es un mero ejemplo de explotación de la industria nacional.

Fabricar productos nacionales con insumos nacionales, que no dependan de una moneda extranjera, pudiendo de esta manera ser elegidos por el consumidor, ante otros productos importados con precios elevados. Si nuestro país es rico en suelos, clima, espacio, minerales y muchas cosas más ¿por qué no sacarle provecho a esa situación?
Activando las industrias nacionales, alentaríamos el consumo de una cantidad infinita de productos que hoy por hoy no están al alcance del bolsillo del consumidor, por ser importados. Como dijimos al comienzo, Argentina es un país de extremos. Tan sólo debemos explotar nuestro potencial para llegar a la cúspide del consumismo.
Algunas decisiones son meramente políticas, otras sociales. Debemos hacer crecer a nuestro país entre todos. Ante la crisis, la Argentina viene demostrando que alentar la producción y el mercado interno es el camino para mantenernos rumbo al desarrollo.

“Las pymes son las principales generadoras de empleo y por ello es central apoyarlas y alentarlas, como se lo viene haciendo desde el sector público a través de distintos instrumentos. Pero si queremos alcanzar el desarrollo y superar esta baja en el consumo, hace falta también que la banca privada se sume con fuerza a financiar la producción nacional y fomentar la sociedad consumista.” (2)

Lograr estar del otro lado de la rueda, donde los distintos eslabones de la sociedad puedan todos en su medida, consumir y activar nuevamente el consumo en la Argentina.

(*) Laura Vanina Campi es alumna de la Universidad Argentina J. F. Kennedy
Carrera: Comercialización
Materia: Comportamiento del consumidor


(1) http://www.lanacion.com.ar/
(2) http://www.uipba.org.ar/