lunes, 5 de octubre de 2015

Crecimiento de los canales de autoservicio, situación actual. Caida de los canales minoristas tradicionales, tendencias.




Por Lujan Duran (*)

Situación actual

La logística ha tenido un crecimiento de gran envergadura en los últimos años y se ha ido especializando en distintas áreas. Esto se debe, en gran parte, a la tendencia que tienen las empresas de optimización  de recursos y a los avances tecnológicos.
Algo que se incorporó a la logística es el concepto de “logística inversa”, definido como “el proceso de planificación, implantación y control de forma eficiente y al coste óptimo del flujo de materias primas, materiales en curso de producción y productos acabados, así como el de la información relacionada, desde el punto de consumo hacia el punto de origen con el objeto de recuperar el valor de los materiales o asegurar su correcta eliminación”. Este concepto está relacionado y diferenciado con el de “logística verde”, que se refiere a “los procesos que tienen por objetivo la reducción o minimización del impacto medioambiental de las actividades de la logística y de la logística inversa, por lo que la logística verde puede ocuparse de cuestiones como la medición de consumos de energía o de ecodiseño de embalajes”.
Por lo tanto, la logística hoy tiene igual importancia ya sea como “desarrollo sustentable” o al cumplir con las normas y obligaciones que tienen para con el país en el que se encuentren trabajando.

Crecimiento de los canales de autoservicios

Los canales de autoservicio son todos aquéllos que usa el cliente para realizar sus actividades habituales con una empresa en forma automática, programada o remota, idealmente sin la intervención de ninguna persona.
¿Por qué están creciendo?
Principalmente porque son más eficientes y rápidos, el costo de transacción es más económico que a través de un call center u oficina comercial. Los clientes lo exigen cada vez más, teniendo en cuenta la influencia que ha tenido Internet, como la familiarización que han brindado los bancos a dispositivos de autoservicio. Las empresas no pueden desconocer que existen clientes con nuevas tendencias que exigen estos canales de atención en su relación normal con la empresa; tienden cada vez más a  priorizar y valorizar su tiempo, no tienen la paciencia de años atrás y son muy exigentes en ese aspecto. Las herramientas de autoservicio se adecúan perfectamente a ellas.


Caída de los canales minoristas tradicionales.

Cuando nos referimos a canales minoristas, también llamados detallistas, hablamos de las empresas que venden productos al consumidor final. Son el último eslabón del canal de distribución, el que está en contacto con el mercado. Son importantes porque pueden alterar, frenando o potenciando, las acciones de marketing y merchandising de los fabricantes y mayoristas. Son capaces de influir en las ventas y resultados finales de los artículos que comercializan. También son conocidos como "retailers" o tiendas.
Algunos de los factores que pueden incidir en la caída de los canales minoristas tradicionales podrían ser:
ü  El crecimiento de los canales de autoservicio en los cuales se incluyen las compras vía internet, desde una campera en EE.UU. hasta la compra de alimentos en supermercados locales.

ü  El ajuste en el gasto de las familias provocado por la pérdida de poder adquisitivo, y la incertidumbre general sobre lo que pueda suceder con el empleo y la economía en los próximos mese


Tendencias.

La especialización de funciones es una tendencia mundial para alcanzar mejores estándares de eficiencia en todo el mercado. En este sentido, tres herramientas se presentan como determinante del proceso de eficientización y especialización:
ü  La tercerización o outsourcing, a la que no debe tenérsele miedo sino más bien usarla para aumentar las capacidades y actividades de cada empresa, y reducir costos. 

ü  La cooperación es un tema que está teniendo una importancia cada vez más relevante y que implica un cambio cultural en las empresas e instituciones.

ü  La tecnología, basada fundamentalmente en Internet, continuará influyendo en la forma de gestión. Otro tema tecnológico a tener en cuenta lo constituye el desarrollo de los sistemas de localización geográficos (GPS,) cada vez más eficientes, que nos permiten saber en el acto, dónde está ubicada físicamente la mercadería.

(*) Lujan Duran es alumna de la Universidad Argentina J. F. Kennedy de la Carrera Licenciatura en Comercialización, asignatura Administración Logística. 2º Cuatrimestre 2015. Prof. Norberto Alvarez Debans. 

Bibliografía: