martes, 29 de abril de 2008

Cuando la Vía Pública ataca a la Gráfica: "Clarín Miente, Clarín Contamina".

Observatorio de medios.

Por Norberto Álvarez Debans

Campaña de vía Pública.
Ficha técnica:

Mensaje: Clarín Miente, Clarín Contamina.
Anunciante: JP Evita
Sistema: Vía Pública
Medio: Pegatina o Afichaje.
Vehículo: Fijación indiscriminada, Paredes, Cabinas telefónicas, Respiraderos de Subterráneos, Cajas regulación semáforos, sobre dispositivos de Vía Pública tapando mensajes existentes.
Estrategia: Campaña de ataque frontal.
Táctica: Uso de un Medio Dominante para la acción de comunicación, la Vía Pública.
Carácter: Invasiva, se pega sin utilizar dispositivos existentes (*)

Categoría: Campaña de ideas, política.
Lugar: Ciudad Autónoma de Buenos Aires, principalmente avenidas.
Fecha: 28/04/08.

Análisis conceptual:
El enunciado de vía pública postula: “Clarín Miente, Clarín Contamina” Conforma un mensaje con un esquema de representación textual, de alta significación que moviliza para conmover, para convencer, dando forma a una confrontación directa dirigida a un medio gráfico, diario.

Destaca el discurso con tipografía propia del titular del diario y su isologotipo, impreso sobre papel afiche en color blanco sobre fondo rojo. Se trata de una confrontación directa que destaca dos conceptos: “Miente” y “Contamina” expuesto a los transeúntes y circulación vehicular desde superficies no registradas como elementos publicitarios, a lo largo de principales avenidas de la ciudad. Se expone con una alta ponderación o peso de mensajes que producen una alta frecuencia de exposición. La narrativa, por traslación esta dirigido al propio diario aludido, al grupo que lo edita.

Se trata de publicidad referencial y connotativa. Narra una acentuación, una afirmación franca, simple, con carácter de slogan, pero muy significativa, que llama la atención por su frontalidad de ex profeso, apta para situar el discurso en la mente de los lectores. No existe disyuntiva ni ambigüedad en las afirmaciones expuestas, tampoco las explica, ni concilia con el mensaje, refiere directamente al objeto que critica.

Impacto:
La fortaleza conceptual de la narrativa, la significación expuesta, el color blanco sobre rojo, lo frontal de lo expresado y la alta frecuencia de exposición, quizás más de 30.000 afiches simple para ser vista intensamente en dos o tres días (**) magnitud o peso de campaña que posibilita impactar, ser vista en toda la ciudad.

Seducción:
La idea no seduce pero detona pensamientos encontrados en las audiencias: ¿Será cierto? ¿Realmente miente el medio, cómo, de qué forma? ¿Cómo contamina, con el papel, con la impresión, con las ideas? ¿Qué hay detrás de todo esto? ¿Quién paga esta acción de difusión? ¿De dónde sale ese dinero? ¿Quienes son JP Evita? Interrogantes que cada destinatario trata de explicarse y comprender. No es publicidad comercial, no vende un producto o servicio, vende una significación pegada a un medio: ¿Es posible la búsqueda de un desprestigio? ¿Podría incidir en la venta neta paga, del medio cuestionado, en su economía? ¿Es ideológico, es político? Preguntas que los destinatarios no comunes o no politizados trataran de explicarse. Para audiencias calificadas como politizadas que siguen discursos, actos y movimientos políticos: Se trataría de una contienda entre el Gobierno y el Grupo Clarín.


Motivación:
Entre las audiencias más involucradas con los dos medios, la vía pública y la gráfica, despierta reflexión; tratar de indagar y explicarse la certeza de las afirmaciones hechas desde la vía pública. Transforma al destinatario en participante de la comunicación y le impone un tema de conversación.



------------------

(*) Para el cannon publicitario las campañas de vía pública o de publicidad exterior normaliza que los mensajes deben estar fijados en dispositivos o soportes registrados de las empresas de vía pública autorizadas por el Gobierno de la Ciudad.

(**) Para “cubrir” la Ciudad de Buenos Aires, (predio de aproximadamente 25.000 manzanas) y lograr ser “vista” una campaña de vía pública en dos o tres días con mensajes de afiches dobles (1.48x1.10), son necesarios unos 25.000 afiches. Si estos son de tamaño ½ afiche; (0.74x1.10) como es el caso, la cantidad puede duplicarse. El exceso y la proximidad de fijaciones califica como polución o contaminación visual.