miércoles, 21 de mayo de 2008

Espectáculos informativos

OBSERVATORIO DE MEDIOS:

Por: María Eugenia Lohaks (*)


Hipótesis:
Los medios de comunicación como la televisión influyen de manera significante en la opinión pública, vendiendo información tergiversada a la población.

Introducción:
Los medios masivos de información configuran, en buena parte, la cultura en el momento actual. La saturación mediática, la sobre información y la publicidad, como articuladora de parámetros de consumo masivo, constituyen un flujo de significaciones y representaciones sociales que confluyen de forma directa e indirecta en el imaginario ínter subjetivo.

El comercio de noticias es todo un negocio y tratado político, hoy las noticias venden, no lo que la masa quiere o necesita escuchar, sino lo que a unos sectores les conviene que la misma adquiera como información “fresca”.
A continuación se pasaran a desarrollar ejemplos y teorías que explicaran de mejor manera esta breve introducción.

Desarrollo:
Comenzaremos con explicar las teorías críticas de los medios de Comunicación.
La teoría de la sociedad de masas, sostiene que los medios de comunicación se integran y unen a fuentes de poder, autoridad social y política. En consecuencia podemos considerar que el contenido de los mensajes, en este caso hablaremos de las noticias, se encuentran a servicio y disposición de estos asociados anteriormente nombrados, encontrándose al servicio de los políticos y modificadores de la economía.


La versión de las noticias que los medios difundan, será a fin de colaborar con estos poderes, pudiendo así, los mismos, tener aun mas poder sobre las opiniones y manejo de la sociedad.
Los medios de comunicación social, son considerados una institución de la sociedad de clases, en consecuencia la información que estos difundan, será bajo la lectura de la realidad que estos hagan, transmitiéndola por el canal de los medios y recibiendo estas noticias los receptores, la masa. Esto hará que los poderes que puedan surgir dentro de la sociedad de esta forma no lo hagan, la tendencia ideológica, entonces se puede decir, que será la de evitar que otras fuerzas puedan crecer y ganar importancia dentro de la masa. Se limita la información, limitando de igual manera el pensamiento popular.

Veamos un par ejemplos citando a algunos autores sobre como es que los medios resurgen información para poder así encubrir noticias no convenientes. Produciendo cierta distracción en la sociedad, que dejara de prestar atención a los problemas realmente importantes o que puedan generar un despertar indeseado por distintos sectores.

Citaremos a continuación “La ideología del espectáculo” de Humberto Eco.
“Para volverse semanales, los diarios aumentan las paginas; para aumentar las paginas luchan por publicidad; para tener publicidad aumentan de nuevo las paginas e inventan suplementos; para ocupar todas esas paginas deben entonces contar cualquier cosa; para hacerlo deben ir mas allá de la sola noticia (que por otra parte ya dio la televisión) y, por tanto, se hacen cada vez mas semanales, hasta el punto de tener que inventar y transformar en noticia lo que no es”.

Se puede decir en tanto que, no todas las noticias publicadas en el diario son realmente importantes y significativas, más allá, de los ideales políticos, alianzas, que cada empresa pueda llegar a tener. Noticias pasadas, de otros momentos políticos, harán que la masa preste y recuerde hechos pasados, que si bien pueden tener cierta relación con el presente, divergen del mismo. Las noticias pasadas son pasadas, y los diarios pueden hacer referencia a estas informando actualidad.


Incorporaran suplementos para alcanzar una mayor porción de masa, se conseguirá por consecuencia “informar” a cada vez mas diversidad de población, que por diferentes intereses adquirirá estos diarios, obligando a los mismos a leerlos. Consecuentemente se producirá un acostumbramiento en la adquisición de este diario, teniendo como resultado, una adaptación inconciente, quizás, a nuevas ideas, por lo tanto influyendo en la opinión publica.

Se citara ahora a otro autor, el cual realiza una crítica a otro medio de comunicación, muy masivo que ingresa de manera más extensa dentro de la sociedad, abarcando un público mucho más amplio, puesto que el ver produce un efecto que atrofia la capacidad de entender. La televisión es un medio que puede ser visto por una masa sin preparación alguna. Permeables completamente a contenidos bajos en seriedad, haciéndolos ver como la más pura realidad y verdad. Se convierte a la masa en esclavos de la imagen. Televisión verdad.


La segmentación y la entrega de espacios para unos pocos forma poder en estos, debilitando a aquellos que quedan relegados. Las noticias por esta misma razón serán seleccionadas de igual manera en beneficio de estos pocos, que poseen un espacio realmente importante dentro de la televisión.

“En cuanto a la calidad informativa de la televisión, Sartori dice, que no solo ofrece menos contenidos y peor contextualizados de lo que ofrecen otros medios, sino que banaliza, empobrece y falsea la información, fruto de una practica profesional autodefensita en la que se asume que la televisión es necesariamente así”.

Nótese el momento en donde Sartori, hace referencia a la práctica profesional. Me detendré en este punto para hacer referencia a la contaminación que reciben las noticias por parte de los profesionales, que no solo relatan la noticia sino que también hacen su aporte a la misma. Las opiniones que se emiten junto al mensaje, tergiversan significativamente el contenido de los mismos. Los periodistas se convertirán en líderes de opinión en muchos de los casos, y el poder querrá negociar con ellos. Las opiniones que estos líderes propaguen tendrán un gran peso dentro de la masa, quien tomara como veraz no solo el mensaje informativo, sino el anexo agregado por el profesional, como verdad y fundamento de su propia opinión.
Se suma por lo tanto otra modificación a la información que se vera reflejada en la masa.


Conclusión:
Gracias a estos dos autores, calificados a realizar criticas sobre los medios de comunicación, podemos arribar a distintos puntos de parecer.

Es fácilmente observable como los medios hacen de las noticias un mero espectáculo que beneficia a unos pocos y perjudica a muchos.
El mensaje como negocio rentable más allá de las consecuencias, manifiestas y latentes, que traen aparejadas las modificaciones de los mensajes.

Evidente es el hecho, de que tanto los noticieros como los programas informativos políticos, periódicos, diarios, etc., mezclan ficción con realidad, pasado con presente, sumando en definitiva ruido al mensaje, empobreciendo significativamente el contenido del mismo.
Un ejemplo realmente palpable, que no escapa a nuestra realidad cotidiana, es la opinión acerca de la información en los noticieros, por parte de los conductores, haciendo que la mezcla de la información brindada más la opinión personal se convierta inevitablemente, para la masa receptora, en “noticia”.

El hecho de crear noticias a partir de la nada, muestra la poca seriedad y confiabilidad que brindan los medios hoy en día. Se crean guiones sobre acontecimientos intrascendentes o sobre algunos que han dejado de ser noticia por el paso del tiempo, haciendo de estos “películas” para la masa como fundamento de opinión y punto de dispersión, carentes de seriedad y poco valor social.

Estos hechos a los cuales se ha mencionado con anterioridad, no solo se aplican a la televisión y periódicos, sino que a todos los medios en donde se pueda brindar información, tanto política, social, como económica.

Los medios se han convertido en fuente de poder, la televisión por preferencia unánime, es la mayor propagadora de mensajes completamente contaminados que influyen en la mayor extensión de masa, modificando inevitablemente en la opinión publica. Los más afectados siempre serán los que menos saben, los que la imagen ha esclavizado, convirtiéndolos en simples espectadores carentes de razón e intelecto.

(*) María Eugenia Lohaks

es alumna de la Universidad Argentina J. F. Kennedy
Carrera: Lic. Publicidad
Materia: Medios Publicitarios 1

Consulta:
www.etcetera.com.mx/pag58ne19.asp
www.infoamerica.org/teoria/sartori1.htm
www.comunicacion.idoneos.com/index.php/338544

Bibliografía
Citas
Humberto Eco – Crítica del periodismo
Giovanni Sartori – El pensamiento