martes, 16 de septiembre de 2014

Escenario actual del consumo en Argentina


Por Juan Ignacio Monicat (*)

El principal factor externo que influye en el consumo de la población es la situación económica del país. La inflación, la presión fiscal cada vez mayor y el temor a futuras devaluaciones es el escenario donde el consumo se encuentra al día de hoy en nuestro país.
La gente tiende a suprimir gastos que realizaba habitualmente, como ir a comer afuera o irse de  vacaciones fuera de temporada o decide consumir segundas marcas o disminuir el consumo en tecnología y entretenimiento.
El ahorro, la contra cara del consumo, es un fenómeno que en 2014 tiene un gran protagonismo, a diferencia de años anteriores. Cada vez más personas destinan sus ahorros al atesoramiento de moneda extranjera o a la compra de bonos para inversión.
Todos estos factores llevaron a que en 2014 haya una desaceleración en el consumo y que muchas empresas, multinacionales, nacionales y PYMES tengan que adoptar nuevas políticas de ventas. Como muchas otras, mayoritariamente PYMES, debieron dejar de funcionar debido al descenso del consumo.
Según la Unión de Trabajadores Gastronómicos (Uthgra), en lo que va del año, cerraron 270 bares y restaurantes. Esto representa a 4200 puestos de trabajo (2). El principal motivo de estos cierres es la inflación, que aumenta los costos de los comercios y la baja del consumo, que derrumba las ventas y se les hace imposible mantener el negocio. La opción de cerrar es la salida más fácil que tienen los dueños.
También la inflación repercutió en los servicios públicos, como el gas natural. A la ya conocida quita de subsidios se le sumaron aumentos de la tarifa propuestos por el gobierno en donde se registraron subas, entre Marzo y Agosto, que van desde un 207% a un 650%. Esto impacta directamente en el poder adquisitivo, mayoritariamente de la clase media y en el consumo, ya que debe destinar un mayor porcentaje de sus  ingresos a los servicios públicos. Estas medidas desalientan al consumo de la población en el sector privado.
Como mencioné antes, las empresas deben reinventarse para poder superar el problema actual del consumo y generan estrategias en cuanto a los costos y a los productos que comercializan.
La industria automotriz fue una de las que más sufrió el descenso del consumo y la mayoría de las empresas de este rubro debió implementar estrategias de costos muy drásticas, como la suspensión de empleados, despidos voluntarios y bajas en la producción.  Por ejemplo, la multinacional Volkswagen sufrió una baja del 42,5% en las ventas en concesionarias. En el mismo mes registró una baja en la producción de automóviles del 34,5%(3). Conociendo la tendencia del consumo ellos tomaron decisiones sobre la producción que les permitió adaptarse al momento que están transitando la mayoría de las empresas de este mercado.
El gobierno también emplea estrategias para alentar al consumo, como el Plan ProCreAuto, donde brinda créditos para comprar autos 0km con un interés bajo.
Otra modalidad que estudia el Gobierno es un plan con los bancos y a las tarjetas de crédito para volver a permitir la compra financiada en doce cuotas sin interés (1).  Esta modalidad ayuda a aumentar el consumo en mercados en donde han caído mucho las ventas y permite a la población acceder a productos que, con la recesión económica habían dejado de consumir.
Como mencioné al comienzo, la economía del país en el año 2014, impacta sobre el consumo. Cada individuo tiene un hábito para el consumo, que se ve invadido por factores externos que lo condicionan. Una persona que es fanática de la tecnología, a pesar de la inflación, probablemente siga consumiendo tecnología en igual medida pero, indefectiblemente, deberá dejar de consumir otros productos, como alimentos de primera marca, salud, ocio y vacaciones.
El panorama del consumo en Argentina hoy en día, es desalentador y requiere de creatividad y buena toma de decisiones por parte de las empresas para lograr sobrellevar la situación. Por otro lado, los consumidores también apelan a la creatividad y nuevas modalidades a la hora de consumir, es por eso que el gran desafío de las empresas es adaptarse a estos métodos del consumidor y ajustar sus costos al máximo posible.
  
(*) Juan Ignacio Monicat es alumno de la Universidad J.F. Kennedy
Carrera: Comercialización. 
Materia: Comportamiento del Consumidor

Fuente:

  1. http://www.lanacion.com.ar/1723216-el-gobierno-prepara-anuncios-para-incentivar-el-consumo
  2. http://www.infobae.com/2014/08/29/1591027-por-la-baja-del-consumo-todos-los-dias-cierra-un-restaurante-la-argentina
  3. http://www.clarin.com/politica/Volkswagen-amplia-semana-suspensiones_0_1208279262.html