miércoles, 2 de mayo de 2007

Los medios y las noticias

OBSERVATORIO DE MEDIOS

Hipótesis:
Los medios explotan las noticias a su conveniencia y para su beneficio.


Por Sebastián Boettger

A diario oímos hablar de lo sanguinario o morboso que es un medio, la seriedad y el enfoque profesional con el que aborda las noticias aquel, o la exhaustividad de las investigaciones que efectúa este otro.
Esto me lleva a preguntarme, como puede ser que hablando de una misma noticia, y teniendo acceso a la misma cantidad de información de un tema, se puedan dar tan diversas opiniones según sea el medio del que se perciban las mismas.
Será que el público es susceptible a quien le da la noticia, o será que cada medio le da su enfoque, valores y relevancia a cada noticia según le convenga.
En definitiva los medios también venden, y como cualquier otro producto, deben de remitirse a su target para hacerlo atractivo a las características que estos han de buscar a la hora de realizar una compra.

Con solo fijarnos en las tapas de todos los días de cada uno de los diarios de nuestro país, podemos observar que a no ser que halla una noticia imperante del dia, cada diario tendrá un enfoque distinto de la noticia más importante. Por ejemplo si nos remitimos a los diarios del dia 18/4/07, encontraremos que para Clarín el titular del dia es sobre el tema de las papeleras, para La Nación, esta noticia aparece relegada por las inundaciones y las lluvias de anteayer, La Razón nos habla de la inseguridad en los countries y por ultimo Crónica hace hincapié en el apoyo recibido en el reclamo por las Malvinas.

En los artículos que secundan a estos titulares, si se dan algunas similitudes, por ejemplo la información referida a ataque en la universidad de EEUU, presenta en la mayoría de los casos la foto del asesino. Sin embargo es en las otras noticias de la tapa donde de cierta manera se va a empezar a ver lo que postulo en la hipótesis de este trabajo.
Cada diario de cierta manera marca su perfil y al target al que va dirigido por medio de estas, por ejemplo Crónica, en su tapa marca noticias de accidentes, violencia e inseguridad. La Nación, en cambio se remite a dar noticias cargadas con un contenido más cultural. La Razón, a diario pone artículos más populares de programas de TV o referidos a deportes. Clarín por ultimo, da un vistazo mas general, desde lo deportivo, espectáculos, económicas, etc.

¿Qué incidencia tienen estos cambios de enfoques en el público, y con que fin se realizan?
Básicamente, como ya exprese anteriormente, como cualquier producto un diario debe buscar la atracción e identificación de su target, es por este motivo que cada diario le da a las noticias una relevancia diferencial según sean los tipos de noticias que le interesan a su publico. Esto se debe a que marcando un perfil mas determinado se puede identificar mejor el tipo de público que generaremos, lo cual ayudara a atrae a anunciantes publicitarios que busquen alcanzar al mismo target que el del medio.

En general las noticias más relevantes o las denominadas noticias del día, son levantadas por todos los medios igualitariamente. Son las “otras” noticias en las que cada medio denotara su perfil y a que publico aspira.

El alcance del target no solo es consecuencia de las noticias que brinde un medio u otro, sino que también se ve el precio del mismo, la calidad de impresión, etc.
Para finalizar, en mi opinión personal, creo que mientras no se manipule las noticias al punto de que esta pierda su credibilidad, no esta mal que se den a estos distintos enfoques y que se las hagan mas afines a distintos públicos. Además de que no a todos los públicos les interesan los mismos tipos de noticias. Lo que se hace en definitiva es mantener el consumo de determinados grupos, que si no fuera por esas noticias que algunos consideramos morbosas o inútiles, no comprarían ningún diario.

Conclusiones:
Los medios si manipulan las noticias según su conveniencia, eligen que noticias encajan en su perfil y cuales venderán más.
De cierta manera el medio por más que tiene una función informativa social, no quita que sea un producto por el cual se espera obtener un rédito económico.
Es por esta condición de “producto” que hereda todas sus características, y por las cuales debe de atraer a un determinado target, producir ganancia, atraer anunciantes y demás.
Por ultimo, como ya exprese antes, mientras no se llegue a manipular la noticia en si misma, al punto de poner en juego la credibilidad no solo del medio, sino también de la noticia en si, no creo que se deba ver como algo malo o equivocado la selección que realiza cada medio, para su conveniencia y la de su target que se ve reflejado en el medio que consume.




1 comentario:

Willana dijo...

Nos parece interesante el punto de vista de Sebastián Boettger debido a que en nuestro país se suscita el mismo fenómeno en la prensa escrita. Como en muchos otros países, en el Perú existen dos tipos muy marcados de diarios: los llamados “serios” y los “chicha” (de corte sensacionalista). Nosotros planteamos la hipótesis de que, en la mayoría de casos, la orientación de la prensa amarilla o chicha adecua las noticias para fines económicos, y los diarios serios, cuando lo hacen, es por fines políticos e ideológicos.

Los primeros se caracterizan por centrarse en temas relacionados a la política, economía, incluso sociales; sin embargo muchos de ellos han perdido parte de su credibilidad por haber sesgado su información a favor de sus propios intereses y su línea ideológica. Por ejemplo, en época de elecciones, éste hecho se da de manera más notoria, el diario “Correo” se caracterizó por apoyar abiertamente a una candidata y por “basurear” al candidato de la oposición, debido a que la tendencia del diario era de derecha.

Por otro lado, los diarios “chichas” cuya característica es ser farandulero, futbolero y muchas veces más político que los llamados “serios” (aunque muchas veces la información política está influenciada por intereses de terceros: “Los diarios chicha se separaron repentinamente del cotidiano humor chabacano de entretenimiento para introducirse en un enmarañado político, sin precedentes en la historia de la prensa nacional. Fue así como durante el gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000), se utilizó a un grupo de diarios chicha para levantar la imagen y favorecer las obras del entonces presidente, creando caos y confusión entre la opinión pública.”)(1), tratan de exaltar temas policiales, colocando en sus portadas fotografías de accidentes y muertes de modo coloquial y usando jergas.

Por ejemplo, en un tema tan delicado como el aborto, “en la prensa llamada “chicha” el aborto aparece generalmente como una noticia policial, consecuencia del allanamiento de alguna clínica clandestina; aunque curiosamente, en la misma página en la que se da cuenta del operativo policial contra estas clínicas clandestinas se ofertan todo tipo de servicios para regular los “atrasos menstruales”” (2).

Además, las empresas que se encargan de la conducción de estos diarios escogieron nombres que sirvieran como nexos para abrir las puertas de la popularidad. Así nacieron “Ajá”, “Pal micro”, “La Chuchi”, “El Palo de Susy”, “La Yuca”, “El Tío”, “El Chino”.

En estos mismos diarios también podemos ver un gran página central, donde solo se hablan de las personas más “conocidas” de la farándula limeña (incluyendo a futbolistas, congresistas, doctores, etc) y otra gran página donde aparece alguna “chica del día” la que muestra los mejores dotes que heredó de sus progenitores.

Por otro lado, es verdad que los diarios segmentan a su público por el precio y la calidad de sus impresos, y esto se relaciona directamente con los niveles socioeconómicos.

En cuanto a la credibilidad de las noticias, cabe resaltar que son los diarios “chichas” los que tienen fama de tergiversar sus noticias para darles un tono más amarillista y que llame la atención y el morbo de las personas.

Sin embargo, consideramos que si bien las editoras son empresas privadas, como medio de comunicación tienen una responsabilidad social de orden formativo de las personas que no deberían olvidar solo por generar mayor cantidad de ganancias.


(1) Mónica S. Capellini. “La prensa chicha en Perú”. En: “Chasqui: Revista Latinoamericana de Comunicación”
http://www.comunica.org/chasqui/88/cappelini88.htm

(2)Jennie Dador Tocino (Abogada)
http://demus.org.pe/BoletinVirtual/FascAborto1/index/quien.htm